Polen

 

Las abejas lo recolectan de las flores, y se ha incorporado a la alimentación humana por tratarse de un alimento rico en nutrientes con numerosas propiedades terapéuticas.

Los granos de polen están constituidos por miles de corpúsculos microscópicos que contiene aminoácidos, lípidos, vitaminas, flavonoides, oligoelementos, minerales y fibra.

Contiene los 8 aminoácidos esenciales para el hombre, siendo muy elevado el valor biológico de sus proteínas, que son fácilmente digeribles.

Ningún otro alimento posee tantas vitaminas como el polen, donde sobresalen las del complejo B, la C, y los carotenos (pro vitamina A).

Rico en minerales como potasio, hierro y calcio, el polen resulta una fuente valiosa de oligoelementos como el selenio, el magnesio, zinc, cobre y otros.

Además de su capacidad nutricional se destaca su poder revitalizante, energizante y antioxidante, por lo que se emplea en personas sometidas a esfuerzo físico e intelectual y/o con alimentación insuficiente. Gracias a su capacidad desintoxicante hepática, es útil en personas que buscar abandonar el alcoholismo.

En los deportistas se observa aumento del rendimiento e incremento del umbral de cansancio fisico y síquico.

Resulta un complemento muy valioso en personas con afecciones reumáticas, colesterol elevado, prostatismo, enfermedades de la piel y anemia.

Mejora los síntomas de los pacientes que padecen de adenoma de próstata, principalmente en su necesidad en la noche para ir al baño.

 

Forma de conservación: en freezer o congelador.

 

POLEN DE ABEJAS: ALIMENTO ENERGÉTICO.

Introducción.

El polen está indisolublemente unido al concepto de Apiterapia, es decir el empleo de los productos de la colmena en la prevención y tratamiento de enfermedades (polen, propóleo, jalea real, apitoxina o veneno de abejas).

Entre dichos productos de la colmena se destaca ampliamente el polen, cuyo uso debido a sus propiedades curativas, se remonta a la antigüedad., para la civilización oriental constituía un alimento de alto valor bioenergético. Hoy en día también en nuestro mundo occidental son más las personas que se interesan en el consumo del mismo.

El polen es de origen vegetal y está formado por las células de fecundación masculinas de la planta. Las abejas recolectan el polen de las flores de las plantas, contribuyendo así a la fecundación, y forman una pasta mezclándolo con néctar y saliva, la cual es entregada a las abejas obreras jóvenes de la colmena. La falta de polen agota a las obreras encargadas de la alimentación, mermando la renovación de la población apícola. Así vamos comprendiendo su jerarquía como complemento nutricional.

Polen: alimento funcional.

Se define a los alimentos funcionales como aquellos que; agregados a la dieta del individuo, mejoran su calidad de vida y previenen enfermedades. Son alimentos con alto contenido en vitaminas , minerales, fibra alimentaria , ácidos grasos. También se incluyen aquellos en los que se ha realizado el agregado de probióticos, antioxidantes o que tienen proteínas de alto valor biológico.

El polen contiene:

Proteínas de alto valor biológico, o de alta calidad, esto significa que dicha proteína es capaz de aportar mayor proporción de nitrógeno al organismo. En general las proteínas de alto valor biológico se encuentran entre las de origen animal.

Sin embargo si comparamos el porcentaje de absorción de nitrógeno entre el polen y las carnes rojas encontramos lo siguiente: por cada 100grs de polen se absorben 22 – 37 grs de nitrógeno, mientras que por cada 100grs de carne se absorben 20 grs de nitrógeno. También supera los niveles aportados por otra proteína de origen vegetal ampliamente consumida como es la soja.

Micro nutrientes, fuente de vitaminas del complejo B, aporta dos veces más que la carne vacuna, carotenos (provitamina A), minerales como cobre , hierro, magnesio, zinc, y selenio , este último escaso en la dieta occidental y de alto valor como antioxidante. Todos estos minerales se relacionan con el adecuado funcionamiento del sistema inmunológico, en particular en los pacientes añosos o en situaciones de mayor exigencia como puede ser stress, el entrenamiento deportivo o la convalecencia de enfermedades.

Entre los micro nutrientes se destaca además la rutina o vitamina P, la cual tiene la propiedad de fortalecer las paredes capilares, muy útil en los ancianos en los que predomina el fenómeno de fragilidad vascular. Posee otras propiedades entre las que se destaca el efecto anticarcinogénico, antiinflamatoria, y antialérgica.

Ácidos grasos poliinsaturados, que contribuyen positivamente en el metabolismo del colesterol facilitando el aumento del HDL colesterol (conocido como “colesterol bueno”) y disminuyendo los niveles de LDL ( “colesterol malo”).

Efecto sobre el tubo digestivo. Además del alto aporte en fibras (celulosa, esporolenina), que regulariza el transito intestinal, el aporte de fermentos como catalasa y amilasa estimulan la secreción gástrica y normalizan el peristaltismo intestinal, permitiendo un transporte efectivo de los alimentos. Además contiene antibióticos naturales que combaten la flora patógena intestinal.

Se destaca un efecto importante en el aparato genitourinario masculino , ya que la tiene propiedad de disminuir el tamaño prostático en los pacientes con adenoma o hiperplasia prostática benigna. Ello se acompaña de una franca mejoría del ritmo urinario, ya que desaparece o disminuye la nicturia ( micciones nocturnas).

INDICACIONES

Dado las diversas propiedades anteriormente analizadas destacamos su uso como complemento nutricional en astenia y agotamiento físico, pacientes con alteraciones del metabolismo lipídico, convalecencia de enfermedades, anemia, stress sico- físico, deportistas de alto rendimiento donde las exigencias físicas pueden agotar las reservas constituyendo así un alimento del alto valor biológico en vistas a competencias o para reposición posterior al esfuerzo máximo.

Por supuesto que junto a los demás productos de la colmena , en particular la apitoxina, constituyen un recurso invalorable a la hora de tratamiento de lesiones vinculadas al deporte , ya sean agudas o crónicas.

Así, la colmena nos abre un maravilloso mundo de posibilidades a la hora de mejorar nuestra salud y potenciar nuestras capacidades.

Dra Marianela Gutierrez.

Médico Apiterapeuta.

 

POLEN DE ABEJAS, ALIMENTO FUNCIONAL

El polen de abejas es considerado por diversos autores como alimento de origen vegetal sin parangón. Se trata de un producto apícola consumido por el hombre desde tiempos remotos. Hipócrates y Pitágoras lo utilizaban por sus propiedades curativas. Es considerado un elemento energético y nutritivo en la medicina China, llamado el “Elixir de la vida”. A partir de la década del 60 su consumo se incrementó, extendiéndose desde Europa oriental y Asia del este hacia el mundo occidental. Es uno de los productos más empelados en la APITERAPIA, exhibiendo una enorme gama de aplicaciones tales como mejorara el estado general, revitalizantes, estimular la capacidad hematopoyética y el sistema inmunitario. Dentro de sus propiedades se destacan la nutricional, aportando una amplia gama de macro y micro nutrientes contribuyendo a reducir el nivel de colesterol total y regularizar el tránsito intestinal. Se destaca la capacidad de mejorar la performance en el deporte, siendo muy eficaz en la esfera genitourinaria masculina, entre otras.

La comisión de Apiterapia de APIMONDIA tiene entre sus objetivos promover el consumo de los productos de la colmena y d esta manera contribuir a desarrollar la apicultura. El doctor Theodore Cherbuliez, presidente de la comisión, propone considerar la Apiterapia en 3 dimensiones, una filosófica entendiéndola como una forma de armonía entre el individuo y su ambiente, 2 técnicas, la preparación y el uso medicinal de los productos de la colmena, y 3 medica, en prevención de salud y su restablecimiento cuando esta se pierda.

El doctor Ahmed G. Hegasi del centro nacional de investigaciones de Giza, Egipto, miembro de esta comisión ha realizado revisiones acerca del tema polen y conducido sus propias investigaciones en humanos. Considera el polen como el alimento natural más completo, mencionado en la biblia y otros textos religiosos e incluso en textos antiguos egipcios y chinos. Mediantes test clínicos demostró que el polen consumido es rápidamente absorbido. Antes de las dos horas de la ingestión, sus componentes son encontrados en el plasma, en el líquido cefalorraquídeo y en la orina.

Desde los espacios que ocupamos en el ministerio, en la universidad y también desde el PROAPI, bregamos para que el polen, así como los demás productos de la colmena atraiga la atención de académicos e involucre a profesionales de la salud, para incrementar su consumo. El productor debe velar por la inocuidad del producto.

Entre los productos de origen apícola, el propóleos ha despertado enorme interés por parte de los investigadores, no así el polen, el cual, si bien algo se ha investigado, es mucho lo que falta aún por investigar. ¿Por qué tal diferencia? Tal vez porque el propóleos se viene posicionando destacadamente por sus propiedades terapéuticas, mientras que el polen se destaca fundamentalmente por propiedades nutricionales, pudiendo considerarse un alimento funcional como luego veremos.

El polen es un alimento funcional

El concepto de alimento funcional nació en Japón en los años ochenta cuando las autoridades sanitarias, se dieron cuenta que para controlar los gastos sanitarios, generados por la mayor esperanza de vida de la población anciana, había que garantizar una mejor calidad de vida (1,2). Se introdujo un nuevo concepto de alimentos, que se desarrollaron específicamente para mejorar la salud y reducir el riesgo de contraer enfermedades. Entre los alimentos funcionales se destacan los alimentos que contienen determinados minerales, vitaminas, ácidos grasos o fibra alimentaria. También se consideran en esta categoría los alimentos a los que se han añadido sustancias biológicamente activas, como los fotoquímicos u otros antioxidantes, y los pro bióticos, que tienen microrganismos vivos beneficiosos. Los alimentos funcionales, consumidos como parte de una dieta equilibrada y acompañados de un estilo de vida saludable, ofrecen la posibilidad de mejorar la salud y/o prevenir ciertas enfermedades.

Variada composición del polen, confiere diversas propiedades

Se trata de un alimento rico en proteínas, entre un 22 y 37 por ciento dependiendo de su origen botánico similar a la que presenta la soja, aunque muy superior a los demás alimentos de origen vegetal. (Tabla 1). Sin embargo esto no es suficiente para valorar la importancia nutricional, es necesario considerar el valor biológico (VB) y la digestibilidad de las proteínas. El VB de una proteína es la fracción de nitrógeno absorbido que es retenido por el organismo y esto representa la capacidad máxima de utilización de una proteína. En otras palabras, una proteína tiene mayor VB o es de alta calidad, cuando tiene mayor capacidad de brindar nitrógeno al organismo. Las proteínas de alto VB están presentes en alimentos de origen animal, mientras que las de origen vegetal son de bajo VB, por lo que sus proteínas suelen ser deficientes (3). Sin embargo, las proteínas del polen aunque son de origen vegetal, son de alto VB, llegando a un 84% superior al de los alimentos de origen animal como leche, pescado y carne (Tabla 1). Así mismo, el VB del polen supera notoriamente al de una proteína de origen vegetal de enorme consumo como es la soja (4).

Tabla 1: Contenido y Valor Biológico

ALIMENTOS CANTIDAD (g/100 g CALIDAD VB
Huevos 13 95-100
Polen de abejas 22-37 84
Leche 3.5 75
Pescado 18 75
Carne 20 75
Soja 35 60
Arroz 7.6 60
Pan blanco 7 50
Arvejas 6 60

 

Otra característica de las proteínas del polen es su excelente digestibilidad, alcanza el 78 por ciento, ligeramente inferior al que exhiben alimentos animales pero similares al de otros alimentos de origen vegetal como los cereales y las hojas (Tabla 2).

Tabla 2: Digestibilidad de algunas proteínas

Fuente Digestibilidad %
Huevos 97
Leche y Queso 95
Carne y Pescado 94
Maiz 85
Arroz 88
Trigo 86
Harina de Soja 86
Polen de abejas 78

 

El polen aporta un contenido medio de fibra de 0.40 % (Celulosa y esporopolemina) (5), necesaria para regulazar el tránsito intestinal que significa reducción de patologías colónicas. Rico en micronutrientes: Vitaminas (Tabla 3, columna izquierda), olivo elementos y flavonoides. El polen es la fuente más rica de vitaminas en la naturaleza, posee al menos dos veces más vitaminas del complejo B que la carne vacuna y muchos más carotenos que la zanahoria. Es un importante aporte de Mg,Cu,Fe(16 mg/ 100 gr), Zn( 9 mg/100 g) y Selenio( 3 a 6 mg/100 gr) (6). Este último suele ser escaso en la dieta moderna, es un co factor de la Glutatión peroxidasa, enzima que integra la primer barrera antioxidante del metabolismo celular, su aporte contribuye a mejorar la protección antioxidante, a lo cual también co adyuvan el Mg y los flavonoides. El Dr. R. Chandra de la Universidad Jhons Hopkins, nominado para el nobel de medicina, probó que suplementar con moderadas cantidades de micronutrientes la dieta de adultos mayores mejora su inmunidad y decrece el riesgo de infecciones (7) (Tabla 3, columna derecha)

Tabla 3: Vitaminas en polen, RDI y recomendaciones diarias de R. Chandra (3).

Mg/100 g de polen RDI R.Chandra
Tiamina B1 0.92 1.5 2.2
Riboflamina B2 1.85 1.7 1.5
Ac Pantotenico 3.5 10
Piridoxina B6 0.5 2 3
Carotenos 5.9 2.7 16
Acido Folico 0.36 0.4 0.4
Niacina B3 20 20 16
Vitamina C 7- 60 80

 

RDI: para adultos y niños mayores de 4 años de edad, basados en una ingesta de 2000 Kcal. Reference Daily Intake.

Chandra estableció la relación directa entre el nivel plasmático de Fe,Zn, Vitamina B6 y beta caroteno con una respuesta inmune superior. Considerando estos resultados, complementar la dieta de adultos mayores con 30 gramos diarios de polen, aporta un porcentaje importante de las necesidades diarias de numerosos micronutrientes.

Un grupo de investigadores en Francia afirma que el suplemento de bajas dosis de Zn y selenio en ancianos incrementa significativamente la respuesta humoral después de la vacunación y podría tener considerable importancia en salud pública para reducir mortalidad por infecciones respiratorias (8). Un adecuado consumo de Zn es crítico para la salud, su deficiencia afecta el sistema inmune reduciendo el número de linfocitos B y T (Linfocitos CD4 en particular) incrementando apoptosis y reduciendo su capacidad funcional. La función de los macrófagos también está afectada. La producción y potencia de diversas citokinas, los mensajeros centrales del sistema inmune, son también perturbadas por la deficiencia de Zn. Muchos de estos cambios ocurren en los estadios tempranos de la deficiencia de Zn. (9) El consumo diario recomendado es de 10 mg de Zn, lo cual muchas personas en países desarrollados no alcanzan este consumo. El polen aporta 9 mg/100 gr.

Rob Manning, investigador del departamento de agricultura de Australia Occidental en el 2006 público un informe de algunos aspectos de la composición del polen de abejas obtenidos de Eucaliptus redgum o camaldulensis( Eucaliptus rostrata) (tabla 4)(10).

Un meta- análisis publicado este año en los Archivos de Medicina Interna concluye que el alto consumo de fibra y magnesio contribuye a reducir el riesgo de contraer diabetes (11). Esto contribuye a considerar como válida la afirmación de que el polen contribuye a conservar un buen estado de salud.

Bioflavonoides: Micronutrientes destacados

El polen de abejas aporta a la dieta gran cantidad de bioflavoides, entre los que se destaca la rutina o vitamina P1. El Dr. Alain Bekaert, de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Paris XI, y el prof. Robert Stanley, del instituto de Alimentos y Ciencias Agrícolas de la Universidad de Florida, señalan entre los componentes más destacables del polen a los flavonoides. Entre estos se ha identificado el kaempferol y la quercetina, responsables en parte de la capacidad antioxidante  y de la propiedad “vitamina P”. La rutina es tan importante que investigadores rusos afirman que si el polen no tuviera ningún otro ingrediente y solo poseyera este flavonoide, por esta única razón estaría justificado consumir diariamente una cucharadita de polen. Le confiere capacidad de fortalecer los capilares y reducir la fragilidad de los mismos, algo habitual en adultos mayores, siendo el efecto adverso de diversos fármacos.

Recientemente, científicos del Laboratorio Agrícola y de Productos Alimenticios de Barcelona, efectuaron análisis químicos del polen de abejas (12). Identificaron 15 compuestos dentro del polen, los productos químicos más predominantes eran flavonoides. Los fenoles dominantes (alcoholes, ácidos aromáticos cristalinos solubles) dentro del polen eran rutina y la quercetina. Los fenoles totales estaban presentes en los niveles de >0.85gr/100gr, y los flavonoides fueron encontrados en las concentraciones de >0.35gr/100gr. En los últimos años se desarrollaron numerosas investigaciones sobre los efectos de los polifenoles de la dieta sobre la salud humana. Hay fuerte evidencia del rol de los polifenoles en la prevención de enfermedades degenerativas, particularmente enfermedades cardiovasculares y cáncer(13).

La rutina posee capacidad antioxidante, antiinflamatoria, antialérgica, antiviral y propiedades anticarcinogénicas. Es un flavonoide glicosilado de la quercetina, bastante soluble en agua. La rutina contiene aproximadamente 50% de quercetina. Es de color amarillo claro, contribuyendo al color que exhibe el polen, como los carotenos que están en cantidades importantes, superior incluso a la que presentan las zanahorias.

El polen además aporta fitoesteroles que son sustratos para la síntesis de hormonas esteroideas. Este producto también provee ácidos grasos poliinsaturados, los que junto a los fitoesteroles inciden positivamente en el metabolismo del colesterol, contribuyendo a reducir el nivel de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y elevar el nivel de las lipoproteínas de alta densidad (HDL). Manning comprobó que el polen de Eucaliptos camaldulensis posee mayor porcentaje del ácido graso poliinsaturado Linoleico, que los polenes de citrus, canola, girasol, trébol y otros de origen chino.

Recomendaciones de quienes deberían tomar polen y su forma de consumo

De todo lo expuesto se comprende las innumerables aplicaciones del polen como complemento nutricional en adultos mayores, portadores del VIH, pacientes dislipemicos (alteración en los niveles normales de lípidos plasmáticos) y deportistas. Puede ser empleado como un valioso complemento nutricional natural en personas cuya alimentación no es balanceada o en aquellas que están sometidas a un fuerte estrés. Utilizamos el polen en casi todas las situaciones que hemos relatado, y los resultados obtenidos son excelentes e incluso a veces sorprendentes. Hemos constatado que actúa como desintoxicante hepático, siendo muy útil en pacientes que realizan terapias para abandonar el alcoholismo. También hemos corroborado en la clínica como el polen mejora a aquellos pacientes que padecen de adenoma de próstata, astenia, anemia y artrosis. El empleo de polen en pacientes con hipertrofia prostática benigna (HPB) mejora los síntomas urológicos, incluyendo la nicturia (Necesidad de levantarse por la noche para ir al baño a orinar)(14). En Japón un grupo de investigadores estableció que al cabo de 12 semanas mejoran los síntomas urológicos de pacientes que padecen HPB(15).

Como complemento nutricional es aconsejable dejar disolver una a dos cucharaditas de polen en un vaso de líquido frio (agua o jugo de fruta) durante 30 minutos. Cuando se procuran efectos terapéuticos se recomienda un consumo de 2 o 3 veces superior. Para obtener mayor beneficio, se debe consumir por la mañana y/o por la tarde en ayunas.

Para facilitar el consumo se le puede incorporar en una ensalada de frutas, disolverlo en miel. Otra forma de vehiculizar el polen podría ser con un lácteo, sin embargo hay evidencias de que proteínas lácteas interferirían la absorción de los flavonoides.

Autor: Doctor Walter Fierro Morales

Extraído de la revista Campo Y Abejas. Edición especial Polen.

Bibliografía: 

  • Functional Food Science in Europe (1998). British Journal of Nutrition, 80(1): S1-S193.
  • Silveira M. y col. Alimentos funcionales y nutrición óptima. Rev. Esp. Salud Publica 2003;77:317-331
  • Hoffman J.R., Falvo M.J. Protein-wich is best? Review article International Society of Sports Nutrition Symposium,2005, Las Vegas NV, USA. Symposium- Macronutrient Utilization During Exercise: Implication for Performance and Supplementation. J. of Sports Science and Medicine(2004) 3,118-130 http://www.jssm.org.
  • Fierro W.” La Apiterapia en la salud Humana” VIII Congreso Iberoamericano, Castilla la Mancha, España, 2006.
  • Serra J, Gonell J, Gómez A. El polen de abejas producido en España. Lo mejor de Vida Apicola1987:139-42.
  • Campos M ,Markham K, Mitchell K, Veiga J , Cunha A , Paredes F , Frazao L , Therapeutic activity of bee pollen. In: Mizrahi A. and Lensky Y . editors. Bee products: properties applications, and apitherapy. New York: Plenum Press,1996:93-100.
  • Chandra R. Effect of vitamin and trace element supplementation on immune responses and infection in elderly subjets. Lancet 1992;340:1124-27.
  • Girodon F, Galan P, Monget A, L, Boutron-Ruault, M.C.Brunet-Lecomte P, Preziosi P, Arnaud J, Manugerra j C, Herchberg S, Impact of trace elements and vitamin supplementation on immunity and infections in institutionalized elderly patients: a randomized controlled trial.Arch Intern Med 1999; 159 (7):748-54
  • Berger A. What does zinc do? BMJ 2002; 325:1062.
  • Manning R. Pollen from Western Australia, at a glance Bulletin 4533, 2006.
  • Schulze MB, Schulz M, Heidemann C, Schienkiewitz A, Hoffmann K, Boeing H, . Fiber and Magnesium Intake and incidence of Type 2 diabetes. A Prospective Study and Meta-analysis Arch Intern Med.2007:167: 956-965.
  • Serra J, Soliva M, and Centelles E. Evaluation of of Polyphenolic and Flavonoid Compounds in Honey Bee- Collected Pollen Produced in Spain. J Agric Food Chem 2001; 49 (4): 1848-1853.
  • Scalbert A, Johnson I, and Saltmarsh M. Polyphenols: antioxidants and beyond. Am J. Clin Nutr 2005;81 (SUPPL):215S7S.
  • MacDonald R, Ishani A, Rutks I , and Wilt T.J. A systematic review of Cernilton for the treatment of bening prostatic Hyperplasia.BJU Internacional,2000;85(7):816-841.
  • Yasumotyo R, Kawanishi H, Tsujino T, Tsujita M, Nishiasaka N, Horii A, Kishimoto T. Clinical evaluation of long-term treatment using cernitin pollen extract in patients with bening prostatic Hyperplasia. Clinical Therapeutics 1995; 17(1); 82-87.

Clic aqui