Veneno Medicinal – Apitoxina

 

El veneno de las abejas también llamado Apitoxina, se utiliza como medicamento hace mas de 4000 años, y se basa en la observación de que personas expuestas a las picaduras de las abejas(como los apicultores) aliviaban sus dolores o incluso curaban sus dolencias de naturaleza reumática.

Varios estudios científicos han demostrado su potente acción antiinflamatoria, analgésica y antirreumática, e inclusive recientemente hay evidencias sobre su acción antitumoral. Se utiliza en tratamiento de pacientes con Artritis, Artrosis, Reuma, Poliartritis Reumatoidea, Lumbociática, Tendinitis, Fibromialgia, Migraña, Psoriasis, Asma, y en general todas las enfermedades inflamatorias y autoinmunes, con resultados altamente satisfactorios.

Su creciente uso a nivel médico se debe a la casi inexistencia de efectos secundarios, efectos que si tienen los antiinflamatorios comunes, corticoides y otros medicamentos usados por la medicina tradicional en el combate de estas dolorosas enfermedades.